lunes, agosto 20, 2012

quién?

Creeis en las hadas, elfos, duendes, trolls....?
En guerra de tronos? jajajaja
Yo creo en los elementos, en criaturitas que nos envuelven y no podemos ver pero que están ahí a veces escondiéndonos objetos, otras cumpliéndonos deseos. Como si Ghibli se hubiera desbocado jejejeje.
Las hadas son mis favoritas, creo que están por todas partes y nos pueden ayudar. De hecho ese dicho de si deseas algo con mucha fuerza el mundo se pone a tu favor para conseguirlo... son estos seres pequeñines en marcha.
¿Pero si ellos cumplen nuestros deseos, quienes cumplen el de ellos? O no tienen?

sábado, mayo 12, 2012

Desayunos by Mahme

Os dejo un video de esos que se graban porque sí.
mahme os habla sobre los desayunos :P



En poco otro video de ella. :)

viernes, mayo 11, 2012

Mirar sin ver

Puedo mirar sin ver, observar sin contemplar y oir sin escuchar.
Pues mi mundo interior a veces me absorve como a Alicia la madriguera, caigo en pensamientos tan profundos que un despertar es caer de bruces al suelo.
Pensamientos delirantes, negativos, optimistas y rocambolescos.


dejadme ver sin mirar, ver sin observar y traedme a la tierra cuando ya mis ojos no puedan más.

El mundo interior, tan rico en la locura de la propia felicidad, donde todo es posible y la esperanza nunca muere.

 

jueves, abril 26, 2012

"Trata como ... no quieras ser tratado"

El camino hacia casa es el mejor itinerario para ponerse a pensar mientras caminas y no te despistas con los semáforos.

Hace ya tiempo que vengo dándole vueltas a la máxima de la ética:  "trata como quieras ser tratado"



Parece que las divagaciones puedan ser bien sencillas. Das y tratas y recibes el equivalente.
El problema viene cuando recibes lo contrario o nada acorde con lo que estás emitiendo.


EMISOR ---> cariño, precupación, simpatía ----> RECEPTOR ----->bordería, distancia, menosprecio-----> EMISOR


Qué falla?  el mensaje? o el medio?
Porqué no recibimos lo que damos? Puede ser que:
1.- El receptor sea egoista , recibe pero pasa de dar.
2.- El receptor da lo que en verdad quiere recibir y no lo que le damos. Nos hace un feedback implicito.
3.- Esperamos demasiado de la otra persona, es nuestro problema.



Partiendo del dicho "el hombre es bueno por naturaleza"- desconozco quién lo dijo pero creo en ello- tenderíamos a afirmar que la respuesta 3 es la correcta. Unos pensarán que somos nosotros que no podemos estar esperando de la gente todo el rato , somos nosotros los egoístas pues damos sólo para recibir igual y sentirnos bien. Damos solo porque queremos recibir.
¿parece lógico no?

Pero igual de factible otros verán que algo malo hay en la otra persona que sí estropea la cadena y es incapaz de devolvernos el trato. El porqué podría ser infinito: nos odia, no le interesa, es así por naturaleza, tiene una educación decadente... y mil más que aunque seamos empáticos no acabariamos de dar con ella.Son "estúpidos insociables".

A que parecía sencillo eso de que si sonreias la gente te devolvía la sonrisa, eh?
En un alto porcentaje será así, y me lo han dicho muchas veces.  Y entiendo que si sonreimos y tratamos bonito a alguien, o le regalamos un libro... pero no nos devuelven ni un gracias o un gesto amable no, no puede ser nuestra culpa. Nadie que es bueno debe ser culpable de serlo. Pero también creo que nadie que no nos sepa agradecer el detalle sea ogro. Sí rompe la cadena pero quizá insistiendo... si cada día le sonries un día se le ablandará el corazoncito y lo abra. hay gente que es borde no porqué sea maleducado, sino que quizá tenga una espina dentro, una frustración, una culpa.
Comprensión para quién no te devuelve el buen trato y más sonrisas para quién si te las das. Porque también es verdad que un día tendremos las nubes oscuras encima y no seremos capaz de sonreir. Querriamos comprensión, pues "Quiéreme cuando menos me lo merezca, porque será cuando más lo necesite"





lunes, abril 23, 2012

Sant Jordi

Esta mañana oía Mariló Montero decir que si en Sant Jordi les regalan flores, y enseguida se afanaba a decir que era el día de la lectura, o el libro. Me sentó mal, no sólo que quisiera como desmerecer nuestra tradición sinó que además se notaba que no tenía mucha idea de qué iba la cosa. ¿Se regalan flores? Pues no. Se regalan rosas.
También corre la vox populi que ya hace costumbre que es neustro sustituto a San valentín. Y en parte, creo que todos los catalanes lo vivimos así. De hecho quien haya tenido pareja suelen plantearse : "o san Valentín o Sant Jordi", y se decantan por el segundo en vista que parece que vaya menos relacionado con las grandes superficies. Yo me decantaría por los dos ¿no?. Más bonito recibir regalitos, aunque que no sea obligación ni sorpresa le quita encanto...
A lo que os venía a contar es la leyenda de Sant Jordi o Leyenda Aurea que también se la conoce....

Explica que en Montblanc (Conca de Barberà) vivía un dragón terrible que causaba estragos entre la población y el ganado. Para apaciguarlo, se sacrificaba al monstruo una persona escogida por sorteo. Un día la suerte señaló a la hija del rey, que habría muerto de no ser por la aparición de un bello caballero con armadura que se enfrentó al dragón y lo mató. La tradición añade que de la sangre derramada nació un rosal de flores rojas, el caballero le entregó una de esas rosas a la princesa.


La rosa lo entendemos, sale de la sangre del dragón , es simbolica.

¿Y el libro de dónde viene?
Se regala un libro recordando el enterramiento y fallecimiento respectivamente de dos grandes de la literatura: Cervantes y Shakespeare.(en rigor, ninguno de los dos murió este día: Cervantes murió el 22 y fue enterrado el 23; Shakespeare murió en la fecha indicada del calendario juliano, que corresponde al 3 de mayo en el calendario gregoriano). 

 Bien, como no hay ya caballeros y menos dragones, princesas si;  mejor es autoregalarnos la rosa y el libro . :) O sino lo descargamos de internet que también sirve y resulta más económico.




domingo, febrero 26, 2012

A lo que llamas diógenes...

Yo le llamo sabor efímero de los recuerdos.

Viendo las cosas que acumulamos en cajones, estantes y armarios; cualquier persona se vería impelida a decir que tenemos una casa llena de trastos que crian polvo.O sobretodo: ácaros.

Pero ellos no saben la verdad.No ven más allá.
No vemos una caja vacía , vemos un cúmulo de emociones al abrirla.
Ellos verán un jarrón roto y pegado , nosotros veremos un momento una y otra vez, unas palabras y una sensación.

Es como poner una película antigua que nos encanta visionar , sobretodo la escena preferida. Nuestros objetos atesorados son como esa escena que nos apasiona y cada vez que los miramos nos teletransportamos al momento en que lo recibimos o que significó tanto para nosotros.Nos gusta revivir.
Por lo que aunque nuestros allegados tuerzan el gesto y digan que tenemos cosas inservibles, nosotros sabremos la verdad.

También nos dirán que son cosas que nos anclan al pasado y no está bien, o que de nada sirve tenerlas. ¿Pero porque no está bien? ¿Que mal puede encerrar guardar una carta antigua, un anillo de amistad o un peluche que ya ni es suave?.
Cierto que se crea un bucle extraño en cuanto vamos guardando cosas y se nota a medida que pasan los años y la casa se vuelve un museo antiguo. Recuerdo en un programa de televisión una señora que vivía envuelta de muñecas antiguas, visillos y plata barata. Parecía la vuelta a los años 50. Yo nunca pensé que su casa era horrible o cuánta "porquería". No soy nade para juzgar el alma y corazón de nadie que haciendo determinadas cosas , es feliz. Porque si a esta persona que le encanta ponerse pamela y tomar el té en vajilla de porcelanosa y le tiramos estas cosas ¿que estaremos haciendo?. Yo diría que una especie de condena a la tristeza. Me gustó ver el rostro de ella sonriendo y enseñando sus tesoros.

Mirad mi jarrón, "¡oh!Si le falta un cachito! ". Sí, nunca llegué a encontrarlo.
Fue divertido recibirlo, porque tenía que llegar el día de mi cumple y va y se equivocaron. NO me lo esperaba y encima al ponerlo en la mesa, pesaba tanto que volcó! y se rompió en mil pedacitos. Yo me sentí muy culpable, busqué los trocitos y los enganché y recompuse. Menos el agujerito. Y pasé vergüenza al admitir a la persona que me lo envió que se había roto. Yo que tanto valoro cualquier detalle que me dan , que se me estropee es superior a mi.
Ahora lo guardo y miro con cariño. Es mi vasija rota y me lleva a las flores de colores que contenía. :)



Complicado y criticable, lo asumo.

miércoles, febrero 22, 2012

Despedidas

Esta vez un video de Mahme

video

viernes, febrero 17, 2012

Un lugar llamado palabralandia


¿Dónde van las palabras que se lleva el viento?

Ciertamente, debe ser un lugar del tamaño de un continente porque de tantas que han sido arrastradas han sedimentado.
Hace unas semanas leía un tema dedicado al "luego,más tarde,mañana" en el que nos exponía como una de las tendencias actuales ante el trabajo, compromisos o situaciones de hacer, era excusarse con "luego lo hago". Un "luego" que queda diplomaticamente correcto, porque es un luego que siempre es luego. Nunca puedes quedar mal, nunca llega.
Ahí es dónde entran las palabras que se lleva el viento.
Palabras que se quedan tan flaquitas que cualquier soplido se las lleva lejos. Pero ellas no salen debiluchas del horno, sinó gozosas , rellenitas y hermosas; dichas por la misma persona que luego las mete en la jaula y las deja adelgazar. ¡Promesas al aire!
Promesas; ya que por más que intento pensar qué otro tipo de flaquitas se confunden con pájaros migratorios, no caigo.
Y bien lo sabian los civilistas romanos que postularon que aunque el contrato no se dejara por escrito el valor de la palabra ya tenía suficiente peso como para hacerlo cumplir.
Entonces me dirás que palabralandia no existe en virtud de lo anterior. Pero claro, ahí entra en juego nuestra querida presunción y el valor de la prueba. Si no puedes demostrar lo que te prometieron como vas a obligar a su cumplimiento?

"Paseaba por las tierras rugosas, tristes y grises, de palabras caidas en el olvido cuando topé con las mias propias... tropecé con mis "lo acabo después". Me agaché a recoger la frase entera y fue como visualizarme.Las pronuncié dejándolas caer en su momento . Y con gran añoro escuché el susurro de mi voz repetirse una y otra vez.
No es que se repitiera sinó que de repente mucha más gente había dicho lo mismo en algún momento y todas hablaban. Luego se volvió ensordecedor. Todas las palabras se repetian, gritaban o susurraban aturdiendo mi entendimiento. Todas hablaban para quejarse. No querian estar ahí.
¿Porqué no cumplimos lo que decimos y no pasa nada?. Pisando mi pasado verbal me avergonzaba por si alguna vez molesté o quedé mal. Y pensé en recoger el resto y llevármelas en un saco para devolverlas a sus dueños. Si yo veía mi falta de rigor los demás podrian ver el suyo.Enmendar nuestros fallos. Pero eran demasiadas y muy pesadas del tiempo que llevaban tiradas...Por supuesto, estabamos hablando de un continente ya.
No podía luchar contra la falta de compromiso. En el fondo era quién cuando pronunciaban un discurso de flojera estaba ahí para soplar bien fuerte. Lo imaginaba como una gran boca cual Luna de medianoche empujando letras."

Cierto es que nos quejamos de que nos engañan con promesas que no se cumplen. Pero también en regaña dientes lo decimos. Forma parte de nuestro ser humano y quién diga que siempre ha cumplido está de nuevo lazando palabras al aire.
No gusta que no cumplan lo que prometen porque aunque parece que con el tiempo es menos molesto, porque vamos olvidando con la espera amarga; es más terrible recordar para siempre lo que te prometieron en su momento y la ilusión que floreció como mala hierba .

martes, febrero 14, 2012

segundo video

surpriseeeee!!!!! video

14 de febrero.

Hola!

Os dejo este video rápido antes de hacer más cosas.
Luego otro video sorpresa!

video

martes, febrero 07, 2012

Un lugar llamado palabralandia


¿Dónde van las palabras que se lleva el viento?

Ciertamente, debe ser un lugar del tamaño de un continente porque de tantas que han sido arrastradas han sedimentado.
Hace unas semanas leía un tema dedicado al "luego,más tarde,mañana" en el que nos exponía como una de las tendencias actuales ante el trabajo, compromisos o situaciones de hacer, era excusarse con "luego lo hago". Un "luego" que queda diplomaticamente correcto, porque es un luego que siempre es luego. Nunca puedes quedar mal, nunca llega.
Ahí es dónde entran las palabras que se lleva el viento.
Palabras que se quedan tan flaquitas que cualquier soplido se las lleva lejos. Pero ellas no salen debiluchas del horno, sinó gozosas , rellenitas y hermosas; dichas por la misma persona que luego las mete en la jaula y las deja adelgazar. ¡Promesas al aire!
Promesas; ya que por más que intento pensar qué otro tipo de flaquitas se confunden con pájaros migratorios, no caigo.
Y bien lo sabian los civilistas romanos que postularon que aunque el contrato no se dejara por escrito el valor de la palabra ya tenía suficiente peso como para hacerlo cumplir.
Entonces me dirás que palabralandia no existe en virtud de lo anterior. Pero claro, ahí entra en juego nuestra querida presunción y el valor de la prueba. Si no puedes demostrar lo que te prometieron como vas a obligar a su cumplimiento?

"Paseaba por las tierras rugosas, tristes y grises, de palabras caidas en el olvido cuando topé con las mias propias... tropecé con mis "lo acabo después". Me agaché a recoger la frase entera y fue como visualizarme.Las pronuncié dejándolas caer en su momento . Y con gran añoro escuché el susurro de mi voz repetirse una y otra vez.
No es que se repitiera sinó que de repente mucha más gente había dicho lo mismo en algún momento y todas hablaban. Luego se volvió ensordecedor. Todas las palabras se repetian, gritaban o susurraban aturdiendo mi entendimiento. Todas hablaban para quejarse. No querian estar ahí.
¿Porqué no cumplimos lo que decimos y no pasa nada?. Pisando mi pasado verbal me avergonzaba por si alguna vez molesté o quedé mal. Y pensé en recoger el resto y llevármelas en un saco para devolverlas a sus dueños. Si yo veía mi falta de rigor los demás podrian ver el suyo.Enmendar nuestros fallos. Pero eran demasiadas y muy pesadas del tiempo que llevaban tiradas...Por supuesto, estabamos hablando de un continente ya.
No podía luchar contra la falta de compromiso. En el fondo era quién cuando pronunciaban un discurso de flojera estaba ahí para soplar bien fuerte. Lo imaginaba como una gran boca cual Luna de medianoche empujando letras."

Cierto es que nos quejamos de que nos engañan con promesas que no se cumplen. Pero también en regaña dientes lo decimos. Forma parte de nuestro ser humano y quién diga que siempre ha cumplido está de nuevo lazando palabras al aire.
No gusta que no cumplan lo que prometen porque aunque parece que con el tiempo es menos molesto, porque vamos olvidando con la espera amarga; es más terrible recordar para siempre lo que te prometieron en su momento y la ilusión que floreció como mala hierba .

martes, enero 31, 2012

Maslow

Fue ayer que Mahme y yo conversábamos sobre lo que era importante en esta vida y lo que daba la felicidad.
Para ser sincera, llevo desde que era pequeña pensando y meditando mucho acerca de los componentes felicidad. Nunca he llegado a determinarlos y siempre que he preguntado a la gente me han dado ópticas muy diferentes.
Para mí, era tener dinero, tener fama, trabajo, amor, respeto, perros, casa... ¿muy materialista no? Luego, hace años; cambié y empecé a ver que la felicidad era lo que sentía entonces: tener el corazón contento como dice Marisol. Lo demás sobraba y era lo más importante. Si tienes amor, tienes la energía de encarar el día y lo demás te viene rodado y no pesa tanto. Decía "para qué necesito un coche mejor si el coche no me hace sonreir".
Ahora sigo pensando igual, lo material no lo es todo. Pero ante la falta del corazón tampoco entiendo lo que llena ahora el concepto de felicidad.
Volviendo, Mahme me decía "viajo en tren , me da el sol en la cara, escucho música, miro por la ventana las nubes y el paisaje. Esto me da a mi "la felicidad"" Las pequeñas cosas de la vida son las que me llenan".

Es lindo ¿no? Suena poético, romántico,idílico, perfecto.
¿Pero hasta cuándo aguantas?



Ésta es la pirámide de las necesidades que se supone que llevan a la felicidad del hombre. Diseñada por Maslow.
Y tampoco me sirve! Las necesidades fisiológicas se supone que todos las saciamos . Es lo más básico. LA seguridad la deberíamos tener cubierta ya sea por el sistema del Estado o por otros medios. Y aquí ya chocamos con premisas que empiezan a cogear: trabajo, propiedad, y vamos subiendo : amigos, éxito...
Es imposible no fallar en una de estas. Por lo que me haría pensar ¿vivimos en un mundo de infelices?. Quizá en España haya más de 6 millones de personas que lo sean.

¿Entonces qué?¿Volvemos a replantearnos el concepto?
Si parece que ahora lo que dice Mahme sea lo correcto: las pequeñas cosas de la vida.
Pero yo soy muy pescadilla, en cuanto parece que tengo mi conclusión sobre el tema vuelvo a caer en el gran interrogante. Y es que un pájaro cantando, un sol brillante, un jardín con flores me adornan el paisaje, me hacen ameno el camino. Pero cuando llego a casa debo estar buscando otro enganche para mantener el estado. No son la clave por lo tanto. Es necesario algo que esté permanentemente dentro de tí y que te revolucione la sangre. Habrá quién pensar en su trabajo fantástico ya sienta eso, otros pensarán que su cuenta de ahorros es la décimo tercera maravilla del mundo, quienes digan que la sonrisa de su pareja al llegar a casa o su compañía sea suficiente, otros que ayudar a la gente les sacia todo...
No sé, y llega ese punto que divago y no aporto. Debemos acabar el tema como buen orador y exposición dejando en el aire de nuevo la duda. Sé lo que no me da felicidad, de ahí ¿podemos partir a encontrarla?.

martes, enero 24, 2012

No quiero !

Buenas!

El otro día en inglés la profesora me preguntó si me gustaba estudiar. A lo que intenté responderle que me gustaba la materia que trataba pero estudiar en sí no. Y es que cuanod una se pone en la mesa, delante del libro a parte de sentir somnolencia, quiere hacer mil cosas diferentes. Es decir, dibujar, cantar, hasta limpiar el polvo de casa! ¿Porqué?
He intentado buscarle la explicación a la falta de constancia o seriedad mía, incluso le eché la culpa a tener una mesa hecha unos zorrios. Todo lo contrario a lo que una buena gestión del tiempo y orden aconsejan.
Pero prefiero quedarme con la excusa de : mal de muchos, consuelo de tontos.
Pero que conste que no esquivo mi responsabilidad! jiji

Sobre dibujos que me preguntábais en post anterior. Sí, dibujo. Menos de lo que quisiera porque se me ha roto mucho la ilusión pero aún así suelen salir cositas.
Mirad, os dejo esta postal que envié con mucho cariño:


Y bien, os cuento que fui el sábado pasado a un refugio a adoptar un perro pero me volví sin nada. ¿Porqué? Porque me di cuenta que a quién quería dar un hogar tenía una secuela muy grande que le hacía coger mucho miedo. Y no me vi con corazón de alejarlo del ambiente de perritos amigos y cuidadoras afables que tenía. Y tras otro chasco más acumulado desde que empezó el año; no adopté ninguno.
Pero queda como asignatura pendiente! ò_ó

Y nada más por hoy, a ver si le doy al temario de formación en entornos organizativos. Un estudio más quizá sea una oportunidad más para el futuro. Aunque la cosa pinta feita no? Pero tengo la esperanza que los que tenemos formación no deberiamos tenerlo tan chungo como los operarios.
En fin, ese es otro tema. Ya lo hablaremos.

Por cierto, queréis que os cuente algo en especial? Yo rajo de cualquier cosa :P

lunes, enero 16, 2012

Vitaminandose

Hola,

Ahora estoy estudiando para hacer frente a los primeros exámenes del Máster que estudio. Es un agobio impresionante , hay tantos exámenes en dos dias que la suerte y la potra será una gran aliada ese día.
Pero no quita que os ponga otro video de relleno tontaco.


video

Lo que intento abrir son botecitos de estos con jalea y vitaminas de memoria.

saludos!